Liturgia y santoral 8/9/15 SOLEMN: Ntra. Sra. S. Lorenzo

SOLEMNIDAD: Nuestra Señora de San Lorenzo
Miqueas 5,1-4a
El tiempo en que la madre dé a luz

Así dice el Señor: “Pero tú, Belén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel. Su origen es desde lo antiguo, de tiempo inmemorial. Los entrega hasta el tiempo en que la madre dé a luz, y el resto de sus hermanos retornará a los hijos de Israel. En pie, pastoreará con la fuerza del Señor, por el nombre glorioso del Señor, su Dios. Habitarán tranquilos, porque se mostrará grande hasta los confines de la tierra, y éste será nuestra paz.”
Salmo responsorial: 12
Desbordo de gozo con el Señor.

Porque yo confío en tu misericordia: / alegra mi corazón con tu auxilio. R.
Y cantaré al Señor por el bien que me ha hecho. R.
Mateo 1,1-16.18-23
La criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo

[Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos. Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zará, Farés a Esrón, Esrón a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró, de Rahab, a Booz; Booz engendró, de Rut, a Obed; Obed a Jesé, Jesé engendró a David, el rey.
David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón, Salomón a Roboam, Roboam a Abías, Abías a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatán, Joatán a Acaz, Acaz a Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amós, Amos a Josías; Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia.
Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaquín, Eliaquín a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a Eliud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.]
El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: “José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.” Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: “Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios con nosotros”.”

SANTORAL:
La Natividad de Santa María Virgen. Nuestra Señora de Guadalupe, (Patrona de Extremadura), del Coro, de Covadonga, de la Salud, de la Encina, de Regla, Alta Gracia, Peña de Francia, Castañar; María de las Virtudes. Santos: Adrián, Timoteo, Néstor, Fausto, Nestabo y Zenón, Eusebio, Teófilo, Anmón, Nestorio, mártires; Sergio I, papa; Hugo, Corbiniano, obispos; Adela, viuda.

Imagen
El origen de esta devoción parece remontarse al final de la Hispania visigoda y en el ocultamiento de imágenes religiosas debido al temor de una invasión musulmana.
Para otros cronistas su origen se remontaría a los siglos XI o XII, con los almorávides. Según la leyenda un sacerdote trasladó a Valladolid la imagen de una Virgen procedente de la localidad de Consuegra para protegerla de los saqueos musulmanes. Un pastor que caminaba con su ganado a orillas del río Pisuerga, descubrió casualmente la imagen de la Virgen de San Lorenzo con el Niño.
Según esta leyenda, la Virgen estuvo situada en un principio en una cueva en el exterior de las murallas de Valladolid, cercana a la llamada Puerta de Aguadores, de tal manera que la Virgen fue conocida como la de los Aguadores. La imagen fue trasladada a una ermita dedicada a San Lorenzo, donde recibió su nombre actual y recibió culto.
En el siglo XV, se construyó un templo dedicado a ella, la iglesia de San Lorenzo Mártir, del cual hoy se conserva tan solo la fachada y la torre