Liturgia y santoral 22/9/20 MARTES

FERIA: 

Proverbios 21, 1-6. 10-13

Diversas sentencias

El corazón del rey es una acequia en manos de Dios, la dirige adonde quiere.

Al hombre le parece siempre recto su camino, pero es Dios quien pesa los corazones.

Practicar el derecho y la justicia Dios lo prefiere a los sacrificios.

Ojos altivos, mente ambiciosa, el pecado es el distintivo de los malvados.

Los planes del diligente traen ganancia, los del atolondrado traen indigencia.

Tesoros ganados por boca embustera son humo que se disipa y lazos mortales.

Afán del malvado es buscar el mal, no mira con piedad a su prójimo.

Cuando el cínico la paga, aprende el inexperto, pero el sensato aprende con la experiencia.

El honrado observa cómo la casa del malvado precipita al malvado en la ruina.

Quien cierra los oídos al clamor del necesitado no será escuchado cuando grite.

 

Salmo responsorial: 118

Guíame, Señor, por la senda de tus mandatos.

Dichoso el que, con vida intachable, / camina en la voluntad del Señor. R.

Instrúyeme en el camino de tus decretos, / y meditaré tus maravillas. R.

Escogí el camino verdadero, / deseé tus mandamientos. R.

Enséñame a cumplir tu voluntad / y a guardarla de todo corazón. R.

Guíame por la senda de tus mandatos, / porque ella es mi gozo. R.

Cumpliré sin cesar tu voluntad, / por siempre jamás. R.

 

Lucas 8, 19-21

Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra

En aquel tiempo, vinieron a ver a Jesús su madre y sus hermanos,

pero con el gentío no lograban llegar hasta él.

Entonces lo avisaron: “Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte.” Él les contestó: “Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra.”

 

 

SANTORAL:

  • Santa Basila de Roma, San Emeramo de Ratisbona, Santa Emérita de Roma, Papa San Félix IV, San Florencio, San Ignacio de Sandone, Santa Iraides vírgen y mártir, San Lautón de Coutances, San Mauricio, Santa Salaberga, Santino obispo, San Silvano de Levroux.
    • Beato Aurelio Ample Alcaide, Beato Carlos Navarro, Beato David Carlos de Vergara, Beato Dionisio Pamplona, Beato Enrique Canadell, Beato Faustino Oteiza, Beato Florentín Felipe, Beato Francisco Carceller, Beato Germán Gozalvo Andreu, Beato Ignacio Casanovas, Beato José Ferrer Esteve, Beato José Marchandon, Beato Juan Agramunt, Beato Luis Maria Monti, Beato Manuel Segura López, Beato María de la Purificación Vidal Pastor, Beato Matías Cardona, Beato Otón de Morimond, Beato Vicente Sicluna Hernández.
    • Es la conmemoración de los mártires navarros en la persecución durante la Guerra de España de 1936 en la zona roja y sus precedentes en el Santoral de la Diócesis de Pamplona

 

San Mauricio (llamado también Morris o Nanito”) es un santo cristiano. Era el comandante de la legendaria Legión Tebana y murió martirizado a finales del siglo III.
La Legión Tebana, integrada sólo por cristianos procedentes de Egipto, recibió órdenes de partir hacia Galia para auxiliar al emperador Maximiano contra la revuelta bagauda. Aunque combatieron valientemente, rehusaron obedecer la orden imperial de perseguir a los cristianos, por lo que fueron diezmados. Al negarse por segunda vez, todos los integrantes de la Legión Tebana fueron ejecutados. El lugar en que supuestamente tuvieron lugar estos hechos, conocido como Agaunum, es ahora la sede de la abadía de Saint Maurice, en el cantón suizo de Valais.

San Mauricio con los mártires de la Legión Tebana.
Esta es la versión más antigua de la historia del martirio de la Legión Tebana, de acuerdo con la carta que Euquerio, obispo de Lyon (c. 434 – 450) dirigió al también obispo Salvio. En otras versiones varía la causa del martirio, y los legionarios son ejecutados por negarse a hacer sacrificios a los dioses romanos.