Liturgia y santoral 26/2/18 LUNES

FERIA
Primera lectura
Lectura de la profecía de Daniel (9,4b-10):

¡AY, mi Señor, Dios grande y terrible, que guarda la alianza y es leal con los que lo aman y cumplen sus mandamientos!
Hemos pecado, hemos cometido crímenes y delitos, nos hemos rebelado apartándonos de tus mandatos y preceptos. No hicimos caso a tus siervos los profetas, que hablaban en tu nombre a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo de la tierra.
Tú, mi Señor, tienes razón y a nosotros nos abruma la vergüenza, tal como sucede hoy a los hombres de Judá, a los habitantes de Jerusalén y a todo Israel, a los de cerca y a los de lejos, en todos los países por donde los dispersaste a causa de los delitos que cometieron contra ti.
Señor, nos abruma la vergüenza: a nuestros reyes, príncipes y padres, porque hemos pecado contra ti.
Pero, mi Señor, nuestro Dios, es compasivo y perdona, aunque nos hemos rebelado contra él. No obedecimos la voz del Señor, nuestro Dios, siguiendo las normas que nos daba por medio de sus siervos, los profetas.

Salmo
Sal 78,8.9.11.13

R/. Señor, no nos trates
como merecen nuestros pecados

V/. No recuerdes contra nosotros las culpas de nuestros padres;
que tu compasión nos alcance pronto,
pues estamos agotados. R/.

V/. Socórrenos, Dios, Salvador nuestro,
por el honor de tu nombre;
líbranos y perdona nuestros pecados
a causa de tu nombre. R/.

V/. Llegue a tu presencia el gemido del cautivo:
con tu brazo poderoso, salva a los condenados a muerte. R/.

V/. Nosotros, pueblo, ovejas de tu rebaño,
te daremos gracias siempre,
cantaremos tus alabanzas de generación en generación. R/.

Evangelio
Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,36-38):

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante, pues con la medida con que midiereis se os medirá a vosotros».

SANTORAL:
• San Agrícola de Nevers, San Alejandro de Alejandría, San Andrés de Florencia, San Diodoro, San Faustiniano de Bolonia, Santa Paula Montal Fornés, San Porfirio de Gaza, San Víctor eremita.
• Beata Piedad de la Cruz, Beato Roberto Drury.

Imagen
Santa Paula Montalt de San José de Calasanz (n. Paula Montalt Fornés, Arenys de Mar, 11 de octubre de 1799 – Olesa de Montserrat, 26 de febrero de 1889) fue una religiosa española fundadora de las Religiosas de las Escuelas Pías Escolapias.
Montalt nació en el seno de una familia sencilla de artesanos, numerosa, compleja y muy cristiana. Pasó su infancia y juventud en su villa natal, trabajando desde los 10 años, a la muerte de su padre, como puntaire-encajera y colaborando activamente en la pastoral catequética de la parroquia con las niñas y jóvenes. En 1829, a los 30 años, fundó la Congregación de Hijas de María, Religiosas de las Escuelas Pías, abriendo en Figueras (Gerona) una escuela para niñas. A la escuela de Figueras siguieron otras siete fundaciones personales. Murió en Olesa de Montserrat (Barcelona), el 26 de febrero de 1889.
A su muerte, 308 monjas y 38 novicias pertenecían a su orden, educando a 3.464 alumnas en 19 colegios extendidos por todo el territorio español. El 18 de abril de 1993, fue solemnemente Beatificada por el Papa Juan Pablo II en Roma. Finalmente fue canonizada por el mismo Papa el 25 de noviembre de 2001 en Roma.